LOS DIFERENCIALES EN EL CURRICULUM DE FUTURO




Intentaremos no aburrirles hoy explicándoles que es un currículum profesional, pero sí que creemos que es interesante que conozcan, porque después de enviar el curriculum para una oferta en la que encajan a la perfección, a menudo acaban por no llamarlos.


Para ello debemos primero saber que hay ofertas donde, para cubrir una posición, se inscriben hasta 700 personas, o sea, que un profesional de los RRHH recibirá 700 curriculums que inicialmente deberá cribar. Para ese trabajo de criba empleará unos 7 segundos por curriculum y lo hará de forma distinta a como la mayoría piensa que lo va a hacer.


En primer lugar buscará los atributos, que es aquello que el candidato debe tener sí o sí. Es el “pasa” o “no pasa” del proceso. Si la empresa está intentando cubrir una posición de financiero, la persona debe demostrar, mediante experiencia o formación, que tiene los conocimientos para desarrollar esa actividad profesional.

En este punto, entre otros tipos de formación, podemos encontrar acreditación en títulos de grados universitarios.


Una vez superado el “pasa” o “no pasa”, el seleccionador buscará los diferenciales, la parte más importante del curriculum. Aquí esperará encontrar aquello que hace diferente a ese candidato del resto. En este punto se identifican aspectos como la internacionalidad, que haya hecho una carrera en otro país, que la universidad donde se formó sea de prestigio, que tenga formación complementaria como un doble grado, postgrado o un máster o que domine varios idiomas.


Los diferenciales son lo que hará que su curriculum cambie a la pila de los candidatos que pasarán a las entrevistas personales y no acabe en la pila de los candidatos descartados. Este aspecto, que generalmente no se tiene en cuenta, se muestra determinante en el proceso de contratación, tanto como que el 47% de los universitarios no encuentran trabajo al finalizar el grado.


Los diferenciales se empiezan a construir entre el tramo final de la ESO y el inicio del bachillerato. Decidir el mejor país para el ámbito y la profesión a la que se dedicará, permitirá valorar, entre otras cosas, la mejor universidad. No caiga usted en el error de pensar que España no es un buen lugar. Las optativas que se eligirán en el bachillerato ponderarán para unos grados y para otros no, pero para universidades internacionales no se tiene solo en cuenta una nota global, como pasa en la selectividad, si no, una nota mínima para cada materia.


Estudiar en Estados Unidos puede costar más de 50.000€ cada año, vemos proyectos de hasta 100.000€, aunque sin embargo existen becas a las que se puede acceder. Para estudiar una ingeniera del automóvil, Alemania quizás es la mejor opción, donde para hacer un grado se deberá dominar el idioma alemán y hacer un examen de nivel para aplicar a una universidad, a no ser que opte por un grado internacional en inglés. Sin embargo para aeroespacial es quizás mejor Francia, por que encontramos Airbus. Inglaterra como país es un motor financiero mundial, famoso por la City, con lo que son muy valoradas las carreras en empresa y economía. Para turismo, España es un país referente a nivel mundial.


Esto es un pequeño ejemplo de la complejidad que tiene, poner en el curriculum, el diferencial.


Por último, en las entrevistas personales buscarán del candidato, su punta de lanza, aquello por lo que lo contratarán a él y no a otra persona. Pero para explicar este apartado deberemos dedicar otro artículo más adelante.

+376 62 50 50

Plaça Coprinceps 1, 2º 7ª

AD700 Escaldes Engordany

Principat d'Andorra

© 2019 de Zeno Quantum.